EL PROCESO CEREBRAL IRRESPONSABLE

| 1 octubre, 2011 | 3 Comments

¡Hola, amig@s! Bienvenidos a un nuevo espacio para reflexionar sobre el Yin, el Yang, y el astigmatismo de las libélulas. Espero que sea de vuestro agrado, y os animo a participar, cumpliendo con las normas de buena conducta y responsabilizándoos de vuestros exabruptos intelectuales.

EL PROCESO CEREBRAL IRRESPONSABLE:

La crisis está golpeando con rigor a todos los segmentos de nuestra sociedad. Pero no os preocupéis: para eso se inventó la Comedia. Creo, sinceramente, que sin ella el ser humano habría sido incapaz de adaptarse a su tiempo y se habría extinguido en un suspiro.

De hecho, los científicos confirmaron hace pocos años lo que la sabiduría común (o sea, tu abuelo) mantenía desde los tiempos del No-Do: que las personas podemos suprimir los recuerdos emocionalmente conflictivos. Lo llaman “proceso cerebral responsable[1]”, que mira que les gusta ponerles definición a todo. Eso evita que el dolor te impida seguir viviendo, es decir: inhibe la amígdala cerebral, que es donde, al parecer, se generan los sentimientos de miedo o rabia.

Todo lo contrario que con el Humor: el acceso recurrente a aspectos jocosos de tu vida te permite tomarte las cosas con filosofía, tranquilidad y buenos alimentos. De hecho, no se sabe bien dónde se origina la alegría o la felicidad en tu cuerpo. A mí se me ocurren un par de zonas, pero donde no cabe duda que está el origen exógeno de tu felicidad es en la desgracia ajena.

¿Por qué[2]? Hay muchos factores, y la gente habla de la bondad o maldad del ser humano y otros sinsentidos. Sin más: tú observa cómo se ríe un bebé cuando un adulto juega a darse golpes contra el marco de una puerta[3]: la risa es la expresión física del instinto de supervivencia, y la prueba irrefutable de un proceso cerebral irresponsable.

Conclusión: los cómicos deberíamos estar subvencionados. ¡Hacemos labor social!


[1]El proceso totalmente inverso lo recorre tu subconsciente cuando persigues señoritas en minifalda con un cubata en la mano y cuatro más alojados en el estómago, por la calle sin camiseta en enero”. Wilffred Sterling, J: “Magnolies Of A Windy Tale Onto Your Scroto”, p. 232; Pullman & Stanford Press, London, 1893.
[2] José Mário dos Santos Mourinho Félix, The Special One, Nou Camp, may 2011.
[3] “¿Nunca lo probaste? Es una sensación magnífica.” Torrance, J: “All Work And No Play Makes Jack A Dull Boy”, p. 1350; EWS Press, 1980.

Category: Opinión

Comments (3)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. Juanjo dice:

    Gran Punto las anotaciones a pie de página

  2. olgui dice:

    Manu José Mário dos Santos Badenes Félix, probando, probando… me oyes????

Leave a Reply